We are family

Cuantas veces al llamar por teléfono hemos confundido a nuestro interlocutor con algún familiar. Los elementos que caracterizan la voz, el tono,  el timbre e intensidad, están determinados por una serie de rasgos comunes, de unas características fisiológicas compartidas entre los miembros de una familia de las que, a veces,  sólo somos conscientes en esas situaciones. Cuando hablamos por teléfono, sin ver a nuestros interlocutores, percibimos esos parecidos rasgos comunes que comparte la familia, de los que a simple vista no nos percatamos.

 

leer más

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

volver a Galería

Luis Loras